Volver


Manfred Spitzer

DEMENCIA DIGITAL

En el altamente moderno estado industrial de Corea del Sur, hace de ello cinco años los médicos registraron en adultos jóvenes con frecuencia cada vez mayor, trastornos de la memoria, de la atención y de la concentración, asi como aplanamiento emocional, asi como un abortamiento general, como consecuencia empleo de técnica informática moderna. A esta imagen patológica le han dado el nombre de demencia digital. En la medicina, con demencia (en latín: de-descenso –mens: espíritu) generalmente se señalan cuadros patológicos relacionados con la disminución de facultades espirituales más elevadas. Por lo tanto demencia significa descenso espiritual y como en el caso de todo descenso el mismo tiene una duración mayor, en cuanta mayor altura se inicia. Desde una duna a orillas del mar, bajamos rápidamente, del monte Everest podemos descender durante mucho tiempo y seguir encontrándonos a gran altura.

EN CADA DESCENSO, EL MISMO DURA TANTO MÁS, CUANTO MÁS ALTURA COMENZAMOS CON ÉL

 El cerebro humano consiste de algunos centenares de módulos que en tarea conjunta llevan a cabo ejecuciones espirituales. Estos módulos crecen con las tareas a llevar a cabo. Al respecto, al igual que un músculo a menudo se agranda de modo medible o se densifica, dado que lo que verdaderamente crece cuando el cerebro aprende son las conexiones de sinapsis entre las células nerviosas. Alrededor de un millon de mil millones de sinapsis en el lugar de construcción mayor permanente del cerebro se encuentran expuestos al constante catabolismo, anabolismo y modificación: lo que no se necesita, se descarta, cuando se aprende algo nuevo se generan nuevas conexiones. Este hecho, el permanente cambio en dependencia del uso del cerebro, es la misión propiamente dicha de las sinapsis. Por lo tanto hay algo que el cerebro no puede hacer y es no aprender. Muchísimas personas trabajan con auxiliares digitales, por el hecho de que realizan en lugar nuestro, tareas espirituales de manera similar como las escaleras rodantes, ascensores y los autos nos eximen de tareas corporales. Conocemos las consecuencias de la carencia de la actividad corporal para la musculatura, el corazón y la circulación sanguínea. No hemos comprendido aun empero que algo similar acontece con nuestro espíritu. Contemplemos dos ejemplos: quien en su auto tiene un GPS desplaza al navegar desde su cerebro. A causa de ello, muchísimas personas han dejado de poder orientarse según el mapa y su modulo de navegación en el propio cerebro.

QUIEN EN SU VEHÍCULO DISPONE UN APARATO DE NAVEGACÓN SATELITAL, DESPLAZA AL NAVEGADOR DE SU CEREBRO

Este módulo es muy conocido en la investigación cerebral y se llama hipocampo. Se encuentra en ambos lados, ubicados profundamente en el lóbulo temporal del cerebro. En los conductores de taxímetros londinenses, que para obtener su licencia tienen que conocer las 25.000 calles y un par de miles de otros lugares, ya hace más de una década se ha constatado un hipocampo agrandado. Diez años más tarde, se dilucidó la pregunta, si al respecto se trata de un efecto de entrenamiento, o de un efecto de selección (personas con un módulo de navegación propio del cerebro podrían tener una mayor capacidad para el manejo del taxi – de la misma manera como los jugadores del básquet ball son de alta talla, no porque se crece al practicar el juego, sino porque las personas de estatura alta gozan de ventaja, de modo tal que al ascender en el rango, nos encontramos con jugadores cada vez más altos). Al respecto a unos 70 aspirantes a conductores de taxi y 30 personas de control se les midió la densidad del hipocampo mediante un tomógrafo magnético de resonancia. Al cabo de cuatro años se realizo una medición de control. En el grupo  del control y en el grupo de los aspirantes que no habían pasado favorecidos al examen (como siempre, un 50 %), el tamaño del hipocampo no mostró alteración, y en aquellos que habían sido exitosos en el examen, había crecido en cambio de manera significativa. Mas importante aun que el navegar, es nuestro comportamiento social, que también es conducido por una serie de módulos cerebrales que en el interín se conocen perfectamente. En un experimento realizado hace poco con monos que eran mantenidos en jaulas, ya sea de manera individual o en grupos de dos a siete animales, al cabo de un año y medio se evidenció una clara relación entre el tamaño del grupo en el cual habían vivido los animales y algunos módulos del pensar y  actuar socialmente: cuanto mayor el grupo vale decir, cuanto más contactos sociales, tanto mayor el  “cerebro social”, como se lo domina en la literatura ahora.

CUANTO MÁS GRANDE EL GRUPO, TANTO MAYOR EL “CEREBRO SOCIAL”

Niñas a la edad de ocho a doce años, se encuentran diariamente siete horas online, pero solamente durante dos horas diarias tienen reales contactos sociales, tal como lo ha revelado un estudio publicado en marzo de 2012, realizado en 3500  jóvenes norteamericanas. Solamente el 10 % de las niñas consultadas indicaron que sus amigos online le transmitían sentimientos positivos. Aun las consumidoras mas asiduas de los medios indicaron que los sentimientos positivos los experimentan sobre todo a través de amigos personales en el mundo real. En cambio en la mitad de las jóvenes consultadas los sentimientos negativos están vinculados con contactos de online. El estudio desenmascara las habladurías acerca de las redes sociales como fuente de buenos amigos y dicha, como charlatanería vacía. En realidad las redes digitales sociales provocan la soledad y la desdicha de nuestros niños y jóvenes!, y es realmente inimaginable lo que aun puede acontecer con los módulos sociales que aun se encuentran en la etapa de desarrollo, Lo que cobra validez con respecto a la navegación den el espacio y entre las personas, es valedero asimismo, con referencia a los aportes espirituales en general. El cerebro se forma en el debate con el mundo – el mundo real -   y el resultado de este  proceso que tiene lugar en las dos primeras décadas de la vida lo llamamos formación: desde el caminar, el hablar, el comportamiento a través de la adquisición de la escritura y conocimiento universal, hasta habilidades especiales tales como matemática y el entendimiento básico, científico-natural-técnico y la reflexión acerca de contextos sociales-culturales (que deben ser vividos y experimentados), lo adquieren los niños y los jóvenes a través de la transformación de sus millones de millones de sinapsis, una formación cerebral que no solo posee un valor económico sino –como es sabido- confirman el factor mas importante para la salud, tal como de modo  convincente lo ha expuesto el epidemiólogo británico Michael Marmot.

EL CEREBRO SE FORMA EN EL DEBATE CON EL MUNDO – EL MUNDO REAL – Y EL RESULTADDO DE ESTE PROCESO QUE TIENE LUGAR EN LAS DOS PRIEMRAS DECADAS DE LA VIDA, LO LLAMAMOS FORMACION.

Contemplemos al respecto un ejemplo recientemente publicado: quien pudo crecer de modo bilingüe, hablando siempre ocasionalmente en el segundo idioma, adquiere los síntomas de una demencia-Alzheimer con un retraso de 5,1 años tal como lo muestra un estudio norteamericano al respecto no es que las concreciones patológicas condicionadas por la enfermedad de plaquetas y fibrillas pueden aparecer mas tarde. Por el contrario, un cerebro bien formado dispone de reservas  que puede implementar cuando paulatinamente se atrofia la hardware. Como la bilingüidad en la mayoría de los casos no es el resultado de genética, sino de las circunstancias (diferente procedencia o migración de los padres), este estudio muestra los efectos de una actividad espiritual sobre un posterior descenso espiritual, vale decir el desarrollo de un demencia. No existe medicamento alguno con el cual se podría retardar la aparición de una demencia de manera tan efectiva como co la bilingüidad.

QUIEN HA CRECIDO DE MANERA BILINGÜE ADQUIERE LOS SINTOMAS DE UNA DEMENCIA ALZHEIMER CON UN RETARDE 5,1 AÑOS

Uno de los más importantes estudios realizados con referencia al envejecimiento muestra la importancia de la situación de partida de la formación cerebral para el curso del descenso espiritual en la vejez. El médico y científico David Snowdon de Kentucky University pudo convencer a 678 monjas de la Orden School Sister of Notre Dame de la edad de 76 a 107 años, participar de un estudio transversal de examen y testeo de donar su cerebro post mortem para investigaciones científicas. Una de las particularidades del estudio consistía en el hecho de que las participantes en su totalidad se habían integrado a la Orden en los años de la juventud, observando un modo de vida y simple y sobre todo muy similar. Los archivos de los conventos ofrecieron acceso al curso de la vida de las participantes y sus actividades espirituales décadas atrás.

De esta manera pudo demostrarse por ejemplo que aquellas hermanas que en su autobiografía escrita a la edad de 22 años habían referido contenidos emociones mas bien positivas, mostraron un riesgo de mortandad reducido en un factor 2.5 en avanzada edad. La hermana María por ejemplo participe del estudio ejerció la actividad de maestra hasta los 84 años, falleciendo a los 101 años a causa de una afección tumoral, estando completamente lucida en lo espiritual. Los test realizados en el último año previo a su muerte no mostraron afecciones patológicas de ninguna índole. En crasa contradicción a ello, su cerebro se hallaba lleno de cambios patológicos, típicos de la demencia Alzheimer. Este no ha sido un caso aislado, por el contrario, se ha hallado una seria de personas que hasta el momento previo a su muerte han podido resolver tareas exigentes en lo espiritual, que empero en oportunidad de la autopsia cerebral mostraron claras señales de una patología Alzheimer ya existente.

UN ESPIRITU FORMADO PUEDE SER MANIFIESTAMENTE MÁS ENFERMO QUE UN ESPIRITU DEBIL, SIN QUE SE NOTE.

Es asi que la actividad espiritual no impide las alteraciones patológicas en el caso de la demencia de Alzheimer. Un espíritu instruido puede estar manifiestamente mas enfermo que un espíritu débil, sin que se note. Los contextos los podemos imaginar de la misma manera como en el ámbito corporal: un levanta pesos que padece atrofia muscular, durante largo tiempo mantendrá su vigor que superara la fuerza de las personas que no padecen la atrofia muscular. En un principio en lo que a la actividad espiritual se refiere, acontece lo mismo, solo que aquí el efecto es mayor dado que el cerebro es más flexible que cualquier otro órgano en nuestro cuerpo, incluso la musculatura.

Además está comprobado: quien como niño pequeño pasa mucho tiempo frente a la pantalla mediática, evidenciara mayores trastornos en la escuela primaria en lo que al desarrollo lingüístico y al prestar atención se refiere, una estación de juego, de modo comprobable, causa malas notas en la lectura y la escritura, asi como la problemas de conducta en la escuela, una computadora en la habitación del niño cobra un efecto negativo sobre los rendimientos escolares y en la edad juvenil, el internet y la computadora conducen a una reducción del autocontrol y la toxicomanía. Esto conduce a trastornos corporales, puesto que las consecuencias dañinas de  la digitalización de nuestro mundo no afectan únicamente de múltiple manera a nuestro espíritu, sino también de múltiple manera – a nuestro espíritu, sino también de múltiple manera – a nuestro cuerpo. Y por el hecho de que  nuestro espíritu habita en nuestro cuerpo, las negativas consecuencias físicas, adicionalmente cobrar efecto sobre nuestro espíritu. Quien por ejemplo por la noche se entretiene con la computadora, duerme menos: el insomnio perteneces a los efectos no deseados más frecuentes del empleo de medios digitales, tal  como muestran los estudios correspondientes. La carencia de sueño a su vez conduce a un perjuicio del páncreas en su funcionamiento y una disminución del metabolismo basal y constituye con ello, una causa importante del sobrepeso patológico en niños y en jóvenes. Esto a su vez es un esencial factor de riesgo referente a la alta presión sanguínea que conjuntamente con el elevado valor graso en sangre, conduce a infartos y con ello a demencia de multi infartación. Otros estudios muestran una evidente relación entre el empleo de medios digitales por un lado y  la aparición de estrés y depresiones por el otro. El estrés crónico debido a la carencia de control sobre la vida propia, no solamente provoca una falta de defensa inmunológica, trastornos hormonales, menoscabo de la digestión, la musculatura, el corazón y la circulación sanguínea, sino también la necrosis de células nerviosas en el cerebro. Allí también en el adulto, en el hipocampo se producen constantemente nuevas células nerviosas. En el caso del estrés crónico, en el hipocampo predomina el catabolismo. Y como es afectado por las alteraciones patológicas de la demencia Alzheimer como parte primera del cerebro, el crónico estrés acumulativo se torna notorio en mayor medida allí en el cuello de botella de la elaboración informática (allí se depositan nuevos contenidos de manera temporaria par ser archivados luego a largo plazo en la corteza cerebral).

Un adelanto de la demencia por cinco años correspondería a n costo anual en el ámbito de varios miles de millones en el caso de una cautelosa evaluación. En la suposición de que el consumo de los medios digitales cobre un efecto negativo solamente en la misma medida en la cual la bilingüidad se expresa de manera positiva ( una suposición poco probable dado que por una parte en lo que al tiempo implementado es esencialmente mas intensiva y no corre sobre un mecanismo sino sobre toda una serie de mecanismos)  los costos de la demencia digital pueden calcularse de la siguiente manera: para USA con alrededor de 320 millones de habitantes se  ha calculado que el desplazamiento del momento de la aparición de síntomas de una demencia por un año a largo plazo llevaría a una modificación de la cifra de los enfermos de demencia en la población en un millón de personas. Según los datos del Ministerio Federal para la familia, los jubilados, las mujeres y la juventud, en Alemania existen actualmente 13 millones de personas con la enfermedad de la demencia (Alemania tiene aproximadamente 80 millones de habitantes, es decir una cuarta parte de USA) y esta cantidad se duplicara hasta el año 2050. Un desplazamiento del inicio de una demencia por el plazo de una año en Alemania significaría por lo tanto un cuarto de millón más de pacientes. Dado que los costos anuales para la atención y el cuidado de un enfermo demente, rondaría en el orden de 25.000 euros, lo cual el desplazamiento del comienzo de síntomas de demencia equivaldría a un importe de 6.5 mil millones de euros. Un adelanto de la demencia en cinco años equivaldría asi a cifras siderales - ¡dada una cautelosa evaluación!

Quien  esté considerando que este hecho se halla allá lejos, en el futuro, recuerde las cifras publicadas recientemente (22.5.2012), por los encargados de la supervisión maniaca del Gobierno Federal de Alemania: 250 mil de los jóvenes de entre 14 y 24 años son dependientes de los juegos de computación, o bien internet, 1.4 millones son considerados como usuarios problemáticos de computadora e internet. Estas personas nada aportan a la productividad, sino pasan hasta 18 horas diarias frente a la computadora. Los trastornos del desarrollo lingüístico y de la atención muestran un avance en el jardín de infantes y en la escuela primaria, los reales contactos sociales son reemplazados por amigos online, virtualmente manipulados, en Japón, los niños pequeños ya son atendidos por robots, al igual que los presos y los internados en geriátricos. Yo mismo he atendido dependientes de juegos de computadora y de internet en la Clínica Psiquiátrica de la Universidad de Ulm por mí dirigida. La vida de estos pacientes ha sido arruinada completamente por los medios digitales. Apenas cuatro semanas antes del informe Dykman, antes mencionado, el ministro estatal de cultura, Bernard Neumann  le ha otorgado 50.000 Euros para el cigarro de mejor gusto, recomendando el premio con un ferviente discurso de recomendación, por cierto que sería el blanco de mucho enojo.  Dado que aquello que es saludable y aquello que no lo es, a pesar del trabajo loby de décadas de la industria tabacalera, es del conocimiento popular. Su poderío financiero es superado lejos, pro el poder económico de la técnica informática – tomemos en cuenta: las firmas con el mayor poder de capital en el mundo se llaman Apple, Google, Microsoft, IBM, Facebook, Intel; Samsung, Sony, Nintendo o Electronic Arts. No coimean tal como lo hicieron en los años de 1980 los fabricantes de cigarrillos a diferentes investigadores sino que fomentan institutos enteros de modo tal que no puede esperarse una crítica de los profesores y colaboradores que allí trabajan. Dado que los políticos dependen de los medios, o bien se encuentran a la merced de los mismos, allí rara vez se escucha una voz critica

A modo de ejemplo mencionamos el informe de la Enquete-Kommission y Sociedad digital del Bundestag alemán, con referencia al tema “La competencia de los medios”, que el 21 de octubre de 2011, trascendiendo lo periódico-legislativo y lo partidario, despacho las siguientes recomendaciones: “La Comisión-Enquete recomienda (… ) la dotación de todas las alumnas y todos los alumnos de los niveles secundarios I y II con computadoras móviles”. Si esta recomendación de hecho se llevase a cabo nuestros alumnos se atontarían. Esto lo demuestran no solamente los datos del Estudio Pisa y las reflexiones referidas al funcionamiento del cerebro sino también los estudios sino asimismo la empírica investigación formativa con respecto a los efectos de la computadora sobre el aprendizaje.

(Computadoras entregadas a los estudiantes argentinos!) En el año 2005 en Texas se gastaron 20 millones, para instalar laptops en 21 escuelas, comparar el software apropiado y hasta instruir a los maestros, además de desarrollar un concepto pedagógico. Tal como lo ha mostrado la comparación cinco años más tarde con 21 escuelas sin laptops, esta costosa medida no ha tenido efecto positivo alguno sobre el resultado formativo. Un estudio de Birmingham/ Alabama, donde 15000 laptops fueron entregadas a escuelas en puntos clave, fue cancelado al cabo de 3 años, por el hecho de que los alumnos con laptops evidentemente eran peores que los alumnos sin laptops, comparativamente.

“La comisión-Enquete recomienda a los Estados, considerar la pedagogía de los juegos de la computadora como una misión necesaria para la pedagogía de los juegos de la computador, por un lado deben ser caracterizados como medios y por el otro como juegos. La importancia de juegos para el desarrollo personal y para nuestra cultura, es indiscutible”. Por lo tanto la Comisión-Enquete recomienda: “…una instalación de medios pedagógica, abarcativa de las materias en la escuela y en la pedagogía del tiempo libre, que incluye los juegos de computación como parte del mundo mediático convergente  y de nuestra cultura”.

El pedagogo mediático Martin Geisler considera que la muerte en el espacio de resguardo del juego es plenamente okey, le parece “una locura”, que estos juegos puedan cobrar una influencia negativa sobre los jóvenes y la elogia sobremanera tal como lo informa el diario “Süddeutsche Zeitung” sin comentar en un aporte con el título “Un juego es un bien cultural”. A ello podemos contraponer: si los juegos en los cuales personas jóvenes son premiados al asesinar personas realistamente presentadas y obtengan tanta mayor cantidad de puntos, cuando con mayor crueldad lo llevan a cabo realmente son parte de nuestra cultura, entonces algo anda mal con nuestra cultura! El informe de la comisión-Enquete muestra con aberrante claridad que los elegidos representantes del pueblo no se encuentran en condiciones de poner en dudas los efectos del consumo de los medios digitales, no por asomo!

En el mencionado informe en ningún lugar se encuentran consideraciones fundamentadas científicamente. Ya en su inicio se hablaba de un “gran numero de valiosas iniciativas, que exitosamente trabajan en el fomento de la competencia mediática”. La ausencia de una crítica avanza en una medida tal que la protección del joven frente a los medios toma la función de medio de divulgación para los medios ya que en el mismo no se trata únicamente de “la defensa frente a amenazas sino tal vez en un primer término – de facilitar a cada persona posibilidades comunicativas para la configuración de la vida propia”. Según el informe a ello corresponde asimismo la facultad de instalar una cuenta en una plataforma Media-social, y consultar críticamente qué efectos puede tener este hecho sobre la personalidad propia. ¿En la edad del jardín de infantes y de la escuela primaria? ¿De qué están hablando los delegados y diputados? El informe muestra con escalofriante claridad, que adultos elegidos representantes del pueblo, en los cuales confían los ciudadanos, habiéndoles  otorgado responsabilidad, no están en condiciones de evaluar ni remotamente los efectos del consumo de los medios digitales. A partir de muchos y muy buenos estudios sabemos que los medios digitales en dependencia con la dosis (cuanto más, tanto más) y de la edad (tanto menor, tanto mas), dañan sin lugar a dudas. Los autores de estas recomendaciones – que abarcan todos los partidos – no pierden palabra alguna! Y en cambio ocultan el conocimiento existente acerca de la amenaza a través de los medios digitales, sistemáticamente. En ninguna parte está escrito que en la red se miente mas, se busca peor se piensa con superficialidad y se aprende peor que en el mundo real y que por esa razón su empleo debe ser limitado para los niños y  los jóvenes, cuyos cerebros ¡aun se encuentran den desarrollo! Los elegidos representantes del pueblo justamente no hacen lo que esperan que hagan los jóvenes competentes en lo mediático: no se hacen una imagen crítica de la realidad. En cambio hicieron aquello de lo cual presumiblemente quieren prevenir a los jóvenes: creyeron en la trampa de los medios.

Veamos entonces: aquello que antes simplemente hicimos con la cabeza hoy se llevas a cabo por la computadora, los Smartphone, organizadores y naves, lo cual involucra inmensos peligros, sobre todo para los cerebros de los niños en pleno desarrollo. Los resultados de las investigaciones existentes son alarmantes: al des almacenar nuestro trabajo cerebral, nuestra memoria disminuye, las células nerviosas mueren, en los niños y en los jóvenes, a través de los medios de la pantalla, la capacidad del aprendizaje disminuye drásticamente. Las consecuencias son trastornos del sueño y depresiones, sobrepeso y disposición a la violencia. La evolución es preocupante y requiere sobre todo en los niños, una limitación del consumo para contrarrestar la demencia mediática. A veces en diversas oportunidades me han acusado de que no tengo idea de aquello que estoy escribiendo. Solo aquel que tiene una televisión siendo un jugador apasionado de los juegos violentos, puede evaluar la fascinación y los efectos que ejercen sobre su psiquis. Según mi concepto de psiquiatra esto no es asi. el alcohólico no puede evaluar correctamente los efectos del alcohol sobre su cuerpo y si espíritu, tal como lo realiza el psiquiatra, y lo mismo acontece en las demás patologías maniáticas y padecimientos anímicos: distancia y una visión no participativa desde afuera, son las mejores condiciones precias para poder evaluar mediante objetivo los hechos. ¿Por qué debería ser diferente en el caso de los medios?

17.1.2013